En Géminis Detectives, agencia que tengo el orgullo de dirigir, teníamos tres servicios operativos en la calle durante la semana del 09 al 15 de marzo: una captura de huellas dactilares para acreditar la fuga de información en una empresa y dos temas de custodias de menores en dos diferentes municipios de la Comunidad de Madrid, accesibles por la autovía nacional A-3.

El martes, 10 de marzo, se decreta la suspensión de toda actividad escolar en la región y, por tanto, el miércoles 11 los niños ya no van al colegio. Esto supone una modificación sustancial en los horarios de los menores y un cambio total en sus rutinas y las de sus progenitores. Son circunstancias excepcionales que no evidencian ningún tipo de conducta o actividad regular de una persona, no son días que podamos añadir a un informe de investigación que vamos a aportar a un juez como prueba de una conducta y de unos horarios. Nos vemos obligados a suspender los seguimientos.
En el caso de la captura de huellas, tras algunas dificultades previas originadas por las costumbres de la investigada, pensábamos hacer un viejo truco que utilizamos los detectives y que, por supuesto no puedo desvelar aquí, que nos obliga a mantener un cierto contacto físico con la persona de la cual queremos conseguir sus improntas tras una llamada a la puerta de su domicilio. No me parecían tampoco momentos adecuados para llamar a “puerta fría” y sin levantar sospechas al domicilio de nadie. Decido también suspender el servicio.

El día 14 de marzo se decreta el estado de alarma por el Coronavirus y se suspende gran parte de la actividad económica y laboral en el país. En ese momento, el gobierno publica un listado con una serie actividades que sí se pueden efectuar, entre ellas la nuestra de detectives privados. Por otro lados, tras una serie de consultas particulares de algunos compañeros, de colegios profesionales y, creo también, que de la APDPE (Asociación Profesional de Detectives Privados de España, asociación que nos representa en cierta manera a los detectives de Madrid al carecer nosotros, no entiendo porqué, de colegio profesional), la Unidad Central de Seguridad Privada UCSP emite un comunicado en el cual nos informa que no se pueden realizar servicios en la calle ni a pie ni en vehículo, instándonos a suspender cualquier tipo de seguimiento, informándonos, de igual manera, que si se puede continuar con el trabajo en la oficina.
En nuestro caso, el trabajo de oficina es muy importante, se realiza una gran labor de investigación desde el despacho: OSINT, rastreo de información en la RED, llamadas telefónicas, solicitudes a registros, etc, aparte, claro está, de todo lo relacionado con la emisión de los informes correspondientes a las investigaciones efectuadas. Pero de cualquiera de las maneras, todo este trabajo tiene gran parte de su fundamento en el trabajo en la calle. Si se deja de trabajar en la calle, tarde o temprano, se termina el trabajo en la oficina.
Y en esas circunstancias nos encontramos, trabajando como a medio gas, con distintas y contrarias indicaciones por parte del gobierno y de la UCSP. Yo por mi parte, tras haber suspendido como ya he dicho las investigaciones que tenía comenzadas, no estoy trabajando en la calle. Los temas que tenía abiertos no puedo reactivarlos hasta que no se reanude la actividad, tanto laboral como escolar y no he contratado ningún asunto nuevo, realmente no tengo ni squiera llamadas, ni para solicitar información ni para ofrecerme ningún tipo de servicio. Está todo parado. La situación económica es muy complicada para nuestro sector y las ayudas son escasas y limitadas. Somos trabajadores autónomos.

Tengo conocimiento a partir de un par de chats de Whatsapp que tenemos los detectives, Dp online y Detectives Privados Autónomos de España, aparte de otros que tenemos para mandarnos los memes, que nosotros también nos los enviamos, que algunos compañeros han realizado servicios en estos momentos del confinamiento, alguno relacionado con acreditar el cumplimiento o no cumplimiento por parte de alguna persona del citado confinamiento y otros con verificar o acreditar la reunión de varias personas para realizar una misa que nada tiene que ver con ningún acto religioso relacionado con el fallecimiento de una persona por el COVID 19.
No obstante, en una nueva orden ministerial de fecha 31 de marzo, el gobierno aclara que los autónomos sí pueden continuar realizando su actividad laboral. Los detectives privados somos trabajadores autónomos y, por tanto, mi empresa y yo vamos a continuar realizando nuestra actividad, claramente condicionada por la actual situación, pero si se solicitan nuestros servicios atenderemos al cliente que nos requiera.

Quisiera también hacer una reflexión respecto de la ley que regula nuestra actividad como detectives privados, es la Ley de Seguridad Privada 5/2014. Uno de sus objetos es garantizar la acción concertada de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y el personal de las empresas de seguridad privada, entre las cuales se encuentran las agencias de detectives privados, poniéndonos el gobierno, a través del decreto de estado de alarma del 14 de marzo, a las órdenes del Ministerio del Interior, lo que abre la puerta a una posible colaboración.

No es entendible que en una situación como la actual, un colectivo como el nuestro formado por 1500-2000 detectives habilitados, con formación universitaria, con conocimiento de la calle y con vocación de ayuda a nuestra comunidad, no estemos realizando una labor social en beneficio de la población en general. Seguro que hay más de una actividad que podríamos estar haciendo, valiéndonos de nuestros conocimientos y nuestra experiencia, para ayudar al Estado a derrocar al Coronavirus, y no estar como estamos confinados en nuestros domicilios sin poder aportar nada a la sociedad con nuestra formación y habilidades.
Una posible cooperación entre la Administración y nosotros, siempre a través de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Estado y cumpliendo con las normas establecidas por el estado de alarma, ayudarían a este colectivo a afrontar las dificultades económicas que atravesamos por culpa del coronavirus mediante una posible retribución por parte del Estado de nuestras actividades en beneficio de la comunidad.

Somos expertos en el engaño, en la lucha contra el fraude, en las vigilancias en la calle y en el comportamiento de las personas. Nuestro trabajo es aportar pruebas para que se cumplan las normas y se haga justicia. Nuestra ayuda puede ser importante en estos momentos.

En Géminis Detectives continuamos a vuestro servicio a nivel particular, pueden contactar con nosotros en nuestros teléfonos, fijo 916 227 800, o móvil 669 447 488, estaremos encantados de atenderles para cualquier circunstancia o problema que podamos atender inmediatamente o con posterioridad a la finalización del estado de alarma por el Coronavirus.

Call Now Button