Las bajas laborales fingidas son uno de los grandes problemas con los que cuentan las empresas.
En los últimos años las bajas laborales fingidas en nuestro país han aumentado hasta un 40%. Cada vez son más los trabajadores que fingen bajas bien sea para tener más tiempo libre, disfrutar de vacaciones o trabajar en otro sitio mientras se benefician económicamente de dicha baja.
Debemos tener en cuenta que las bajas laborales son derechos fundamentales de los trabajadores pero el problema comienza cuando estas bajas se utilizan de manera fraudulenta.

¿Por qué contratar a un detective privado para investigar una supuesta baja laboral fingida?

Lo primero que se debe tener en cuenta es que el detective privado es el único capacitado legalmente para investigar estos casos.
Los empresarios deben saber que si sospechan que alguno de sus trabajadores está fingiendo una baja y quiere tomar medidas legales,por ley, pueden investigar al trabajador. La investigación privada de un trabajador por supuesta baja fingida está avalada por el Tribunal Supremo.
Para poder denunciar una baja fingida se debe contar con pruebas legales que acrediten la veracidad de esa acusación por lo tanto la figura del detective privado es fundamental en estas investigaciones.
Si las pruebas recopiladas por el detective privado demuestran que el trabajador está fingiendo una baja se puede proceder a la suspensión de empleo y sueldo e incluso al despido procedente y sin indemnización del trabajador.
Debemos destacar que los detectives privados son los únicos autorizados legalmente para probar estos hechos y entregar pruebas que sirvan ante la justicia.
El trabajo que solemos realizar los detectives son el seguimiento sobre la persona investigada para obtener pruebas sobre si finge su dolencia o tiene otro trabajo. Cada caso es diferente y se trata de manera personalizada para ofrecer el mejor servicio.
Una vez conseguidas las pruebas ya servirían para tomar medidas con el trabajador o incluso aportarlas en un juzgado si fuera necesario. Pero estas pruebas en algunos casos no son fáciles de conseguir. Los casos más comunes de bajas fraudulentas y más fáciles de demostrar son las lesiones en algún miembro (pierna, brazo, etc) o dolencias musculares, ya que si el trabajador alega una lesión o una dolencia muscular y se obtienen pruebas de ese empleado realizando esfuerzos o actividades que no debería si de verdad sufriera esas dolencias. Los casos de bajas más difíciles de demostrar son aquellos relacionados con el estado de ánimo o dolencias psicológicas debido a que los síntomas no se ven físicamente.

Si sospechas que alguno de tus empleados puede estar fingiendo una baja laboral en Géminis Detectives te ayudamos a demostrarlo.
¡Contacta con nosotros!