DETECTIVES PRIVADOS MADRIDEn estos últimos años han aumentado de forma considerable las familias que optan de mutuo acuerdo por la custodia compartida.

En algunos casos se da la circunstancia que uno de los dos progenitores no desea la custodia compartida porque piensa que hay factores en el día a día que perjudican a su hijo. En estos casos lo mejor es acudir a un detective privado para poder demostrar con pruebas objetivas que el otro progenitor no actúa de manera correcta y no es adecuado para el menor.

Cuando los padres no llegan por acuerdo entre ellos de tener la custodia compartida, el juzgado evalúa la situación familiar para establecer que es lo mejor para el menor, preservando siempre sus intereses. El juez decide conforme a los informes periciales de los trabajadores sociales designados por el juzgado. A esos informes periciales las partes implicadas pueden aportar informes realizados por investigadores privados. Pero ha de ser un informe de agencias de detectives privados autorizados por Ministerio del Interior, que son los únicos que pueden ratificar sus informes en los juicios.

En nuestra agencia de detectives privados Géminis se han llevado a cabo multitud de casos sobre custodias compartidas, gracias a nuestra experiencia podemos asesorar al progenitor que acude a nosotros.

Lo primero que hacemos es mantener una entrevista con él, en ella le informamos sobre cuáles son los aspectos que tiene en cuanta el juez para otorgar la custodia compartida.

Le contamos, por ejemplo, que hay algunos aspectos se refieren a la situación familiar del menor antes de la separación del los padres que son muy influyentes a la hora de que el juez decida, como puede ser la implicación que tenían los progenitores en la crianza de los hijos, o por ejemplo si tienen pautas educativas coherentes. También es importante si han mantenido y mantienen una comunicación activa con el otro progenitor. En una custodia compartida los progenitores deben de hablar con mucha frecuencia sobre aspectos que afectan a diario a su hijo, por eso es importante que los progenitores se comuniquen sin problemas, es imposible una custodia compartida donde los padres no hablen entre sí.

Nuestros investigadores también les cuentan a los clientes, que hay unos factores excluyentes, es decir que si se demuestra que se dan alguna de esas circunstancias el juez le denegará la custodia compartida, ahora bien, es necesario aportar pruebas contundentes con fotografías, grabaciones de audio o de imagen que demuestre los hechos.

En nuestra agencia hemos demostrado situaciones claras y con hechos concisos, por ejemplo casos de negligencia, grabaciones que permiten visualizar como el progenitor ponía en situaciones de riesgo de accidente de manera frecuente, al no estar pendiente de él, sobre todo en casos de niños muy pequeños.

En otros casos hemos podido grabar como el progenitor consumía cannabis delante del menor, en otros como el padre o la madre consumía alcohol y luego conducía con el menor dentro del coche.

Otra situación que se da con cierta frecuencia y demostramos con grabaciones de audio son críticas y comentarios despectivos hacia el otro progenitor, desgraciadamente es frecuente que las rivalidades y la mala relación con la expareja se intente trasladar al hijo, hablando despectivamente del padre o de la madre, en estos casos es fácil demostrar como es una mala influencia para el hijo.

En definitiva, nuestra agencia de detectives privados pone a disposición de nuestros clientes la mejor tecnología para poder obtener las pruebas de una manera clara y contundente, conseguir las pruebas es la mejor carta de presentación que podemos ofrecer.

Por ello su objetivo es nuestro objetivo.

En nuestra agencia estaremos encantados de poder ayudarle y asesorarle. Cada caso es diferente, nuestros investigadores trabajan de forma personal y adaptando la tecnología y la técnicas de investigación a cada caso. Llámenos y lo comprobará.

Géminis detectives privados Madrid.