accidente de tráficoEl joven, Cristián O. G., tuvo un accidente de tráfico el pasado23 de abril de 2013, del que resultó con heridas. Declaro que provocado por el accidente padecía la rotura del músculo abductor izquierdo, siendo reconocido por un forense y ratificando éste la lesión. La aseguradora contrató a un detective privado, ante las sospechas de que la lesión era anterior al accidente. el detective privado pudo aportar pruebas de que el joven mentía y que efectivamente la lesión no se la había provocado el accidente de tráfico. La aseguradora evitó que tener que indemnizarle y además Cristián O. G. se enfrenta a ocho meses de cárcel, al ser acusado por la fiscalía de estafa.

 

Fuente: diariodejaen.es