5 señales para detectar la infidelidad en verano según los detectives privados

infidelidad en  verano

Que la infidelidad aumenta en verano no es ningún secreto, las altas temperaturas parece predisponer a tener más relaciones fuera de la pareja.

 

En el verano surgen los viajes y las vacaciones muchas veces sin tu pareja porque uno de los dos tiene que quedarse en casa por temas de trabajo o familiares.

 

Los ambientes de fiesta, las salidas nocturnas y las ganas de tener experiencias nuevas que rompan con la monotonía diaria son los motivos que llevan a que aumente la infidelidad en las parejas según los detectives privados.

 

El 60% de los hombres y el 40% de las mujeres experimentarán una unión sexual fuera de la relación, y por lo menos una vez en su vida.

Aunque muchas de estas infidelidades son dentro de los trabajos con compañeros o compañeras, los detectives privados son contratados en verano por sospechas de infidelidades.

 

En Géminis Detectives con una experiencia de más de veinte años han podido observar que este tipo de señales son muy comunes en la mayoría de casos de infidelidad. Cuáles son las 5 señales que las parejas suelen seguir para sospechar una infidelidad a la vuelta de vacaciones:

 

  • Cambio de actitud

Normalmente hay un cambio de actitud en la pareja se muestra evasivo con las preguntas de qué has hecho o dónde has estado.

Su estado anímico es diferente, con emociones dispares que no suelen ser habituales.

El cambio de actitud es uno de los primeros signos de la infidelidad.

 

  • Vida Sexual

Se muestra evasivo para mantener relaciones sexuales. Aunque la infidelidad se suele dar en mayor medida en parejas que tiene una vida sexual insatisfactoria lo que provoca que busquen emociones nuevas fuera de su vida en pareja.

 

  • Se vuelven más precavidos con sus contraseñas en redes sociales.

Si antes podías mirar su teléfono sin problemas, su whatapp e incluso su correo electrónico y de repente tu pareja se vuelve más receloso de su privaciad es sun signo que apunta a que hay algo que esconder.

 

  • Nuevas amistades

También es corriente el descubrir nuevas amistades del colegio o de la infancia que surgen después de las vacaciones por encuentros casuales. Éstos son una excusa para poder salir con nuevas personas sin tener miedo a que contacten con ellas o puedan comprobar que es cierto.

 

  • Gastos inesperados

Surgen de repente gastos inesperados en restaurantes, ropa, libros,… que en realidad son regalos para el nuevo o nueva compañía de nuestra pareja. Desconfía de estos gastos que tienen difícil justificación según los detectives privados es común al inicio de las relaciones infieles encontrar regalos materiales o en viajes o restaurantes.